Una coincidencia entre el grupo de actores es Roxana Campos, quien en la versión de 1986 interpretaba a una maléfica esclava de la protagonista que la llevaba por el camino de la brujería. En esta telenovela se repite el plato como la esposa del capataz del fundo (Rodrigo Pérez) y también ayuda a la Quintrala con los aspectos más sobrenaturales del mito. “Es una especie de machi”, cuentan.

Un giro nuevo que le dan a la historia viene del papel de García: ella se enamorará de uno de los esclavos de su tía. En el primer episodio, Rosario es liberada de un largo cautiverio en manos de los indígenas y su captor pasa a ser esclavo. Ahí se desata una historia de amor prohibido donde también participan Fernanda Urrejola, como una mestiza del fundo, y la misma Quintrala, que ya en su leyenda tenía relaciones con esclavos. “Ella es como mi mamá y de las primeras mujeres con poder en esa época. Eso me trata de enseñar. Es como la primera patrona de fundo que hay. No hay ley que le sirva, ella es su propia ley. Ahí se desata el conflicto con el gobernador”, cuenta García.

Ese, precisamente, es otro de los ejes nuevos de la acción: el enfrentamiento entre Di Girólamo y el gobernador (Juan Falcón), que viene a poner orden en el terreno dominado por ella. A pesar de su enemistad, busca entablar una relación con él y también se involucra con su hermano (Ricardo Fernández).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>